Envíos GRATIS a partir de $799.00 | Precio especial a partir de $1799.00 de compra (15% off)-> Usa el código: PRECIOESPECIAL | Recibe precio de mayoreo en compras de $3,330.00 (-25% de descuento)

Círculo de Té: Experiencia Wulong Lishan

Donde los rayos del sol son cubiertos por nubes que alcanzan las montañas, se encuentra Lishan, que con un suave silbido de viento mueve las plantas de té creando una danza de despedida entre los tallos y su raíz antes de la cosecha. Este es el “Corazón de Taiwán” un sutil wulong que emerge cada año desde la tierra como fidedigna muestra de sobrevivencia a la adversidad del temporal.

Hace apenas unos días, se gratificó nuestra fortuna en nuestro Círculo de Té, pues tuvimos la oportunidad de probar uno de los tés de alta montaña más fortuitos entre la biodiversidad de Lishan. Una fértil zona montañosa que, gracias a su altitud a los 2000 msnm, congenia con las raíces de árboles frutales para obsequiarnos una exquisitez fragante de vida.

¿Qué existe entre el cielo y la tierra? Existe Lishan, su gente, cosechas de wulong y un camino entre jardines de té surcando el cielo como punta de lanza alcanzando su destino.

Apenas el servicio comenzaba y humeantes nubes de agua caliente se configuraban en una fragancia complaciente a pétalos de flores frescas abiertas al rocío.

Los aromas de la primera infusión desbordaban las paredes del gaiwan y nos ayudaban a ir mudando nuestra estadía hacia los altos jardines de las “Montañas Pera” en Taiwán. Hogar de exuberantes manzanas, kiwis, calabazas, maizales, ciruelos y por supuesto peras.

Poco a poco cada sorbo se extendía como bálsamo en nuestra lengua enalteciendo la vitalidad de biodiversas tierras lejanas.

La desenvoltura de las hebras al ser infusionadas, daban paso a inimaginables respuestas concebidas en un poético silencio como compañía. Sus hojas se desenvolvían aún unidas al tallo que alguna vez, se conectó a los nutrientes de la tierra: la cuna de su sobresaliente ventura.

¿Quién lo hubiese imaginado? La escarcha que algún día cayó sobre estas plantaciones hoy son la cálida irrigación de nuestro corazón.

Así es este wulong, que con un suave silbido del viento, mueve sus hojas, rompiendo el aire como punta de flecha azul, apuntando directo al destino de nuestra taza hasta una próxima memoria.

Sí todavía no formas parte de nuestro “Círculo de Té”, inscríbete directamente en nuestra página web. Vive la experiencia y conoce el trabajo de las manos maestras detrás del arte de hacer té. Prueba los tés de alta montaña antes que nadie.

Agradecimientos especiales a Yang tea por hacer posible estas inigualable tazas de té.

Reseña realizada por Ely Gaeta

Comentarios

Nota: Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.