Envíos GRATIS a partir de $949.00 | Precio especial a partir de $1799.00 de compra (15% off)-> Usa el código: PRECIOESPECIAL | Recibe precio de mayoreo en compras de $3,330.00 (-25% de descuento)-> Usa el código: 25MAYOREO

Círculo del té: Experiencia: Ya Shi Xiang Teaphile

¿Cuántas veces has presenciado la circunstancia de un sorbo de , llevándote a la inmensidad de un espacio especial? Seguramente más de un sorbo te ha hecho viajar a espacios desconocidos, nunca antes vistos, que te han permitido imaginar un entorno finito de posibilidad, en donde cada paso se guía de un sorbete para comenzar a echarse a andar. Pero, ¿Qué pasa cuando la escena de un té no se encuentra de frente, sino que te invita a mirar a través de una cueva de obscuridad?

Ya Shi Xiang, “Aroma de popó de pato”, es así. Platicando con Annie Chen y Carolina Levy en una de nuestras sesiones mensuales al Círculo de Té, pudimos profundizar un poco más en la naturaleza de estos sorbos que, en definitiva, van más allá de la peculiaridad de su nombre.

Desde luego que no se trata de un té al que le haga mucha justicia su nombre, sino más bien es este el que representa un trozo de lo que, en algún momento en su propia historia, libró del robo entre vecinos a este varietal tan valioso. Aunque, en definitiva, el destino de este té, nunca fue pasar como un varietal desapercibido.

La oscuridad en la escena, al apreciar sus hojas secas alargadas y entre torcidas, matizan en preciosos detalles marones sus filamentos y tallos, dejando entrever el brillo tenue y tornasol de sus pequeños bellos en el envés de sus hojas. Cada bello de hoja, parece espora brillante, liberándose al tacto. Siendo esté su fugacidad de luz en una naturaleza que, a primera vista, nos indica de ella su propia ausencia.

La magia en el gaiwan se orquesta, transformando sus vapores calientes, en un camino que nos llama a un abismo floral de naturalezas exquisitas, tan contundentes como agridulces, mismas que van dejando permanentes sus ecos en un suspiro interno de placentera complejidad.

Un sorbo de Ya Shi Xiang recorre la garganta apenas vertida su primera infusión a taza y, en su dirección, despliega de sí sus prontas mieles ambarinas de nectarinas maduras, distintas a cualquier otra especial ocasión. Después de un sorbo, cada suspiro ahonda la exquisitez de sus profundas fragancias florales meciéndose a través del navío de aliento sobre nuestra lengua para después hundirse como semilla en tragos de té que echan raíz.

La cueva obscura que figura el interior de nuestra boca, mantiene en ella el fruto maduro del florecimiento de una orquídea luminosa que extiende sus finos pétalos entre mareas minerales de sorpresivas caricias.
Sentir nacer sus brotes ramificando su vivacidad, hacen latente la naturaleza de un interior irradiando su vida, exclusivamente contemplada por nuestros sentidos más cautos.

Una segunda infusión alcanza para desplegar el magnificente brillo verde incautado en los pliegues húmedos de las hojas y sus sabores tostados maduran junto al ciclo vital de sus flores. En comparación a otras cosechas, esté lote es privilegiado al ser de primavera, pues en sus sabores puede notarse esta continua chispa extrovertida que alegremente despierta nuestros sentidos.

Es su cuerpo inminente lo que detona el ciclo final en esta escena de florecimiento, en donde las placenteras notas a chabacanos dulces y avellanas tostadas sucumben ante la catálisis de esta orquídea disponiéndose a nuevas formas de vida. La finura de sus sorbos audaces, van marchitando el tallo de esta flor que nació en nuestra lengua, y se marchita finalmente dejando el rastro de su aroma a miel, impregnado sobre cada recóndito espacio de luz que se apaga con la suave sensación de sus pétalos al caer. Finalmente, Ya Shi Xiang formula este ultimo recuerdo sensorial en un placentero sabor final que afina la extraordinaria escena de un hermoso jardín de flores, madurándose a cada aliento y proyectándose al retrogusto de esta plácida experiencia. Ninguna escena floral pudo ser tan completa de principio a final que con esta reserva especial de @teaphilelife.

Si estas interesado en conocer a profundidad el mundo del té y sus interesantes detalles más allá de la taza, reunirte a nuestras sesiones mensuales al Círculo del Té será tu guía al descubrir sabores, sensaciones y lugares recónditos a los que de otra forma no se podría acceder más que con las estupendas selecciones de los diferentes sorbos de té que acompañan las sesiones con grandes expertos. Encuentra tu suscripción mensual aquí.

Reseña por Ely Gaeta

 

 

 

 

 

Comentarios

Nota: Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.