Envíos GRATIS a partir de $1199.00 | Precio especial a partir de $1799.00 de compra (15% off)-> Usa el código: PRECIOESPECIAL | Recibe precio de mayoreo en compras de $3,330.00 (-25% de descuento)-> Usa el código: 25MAYOREO

El Mejor Té Para Dormir

Conoce los mejores tés e infusiones para conciliar el sueño y dormir mejor.


Por qué el té nos ayuda a dormir

De acuerdo con la Sleep Foundation, los tés de hierbas se han utilizado durante mucho tiempo como una solución natural para dormir, para la relajación y el sueño, y existe evidencia científica que respalda a los tés de hierbas como una forma holística de reducir la fatiga y mejorar la calidad del sueño, sin los efectos secundarios que los medicamentos para dormir suelen tener.

Las infusiones para conciliar el sueño pueden hacerse con una gran variedad de plantas medicinales y hojas secas. La leche dorada a ganado notoriedad por ofrecer estos beneficios e incluir dichos ingredientes, pero seamos sinceros; no todos procesamos la lactosa de la misma manera que hace un par de años. Por ello, te dejo una lista con los tés recomendados para dormir mejor y mejorar la calidad de tu sueño.

Eso sí, antes de seguir hay que aclarar una cosa. Aunque hemos usado el término té para hablar de todas estas infusiones para dormir, lo cierto es que si somos 100% estrictos, el té viene de la planta camellia sinensis la cual tiene cafeína y esa definitivamente no te va a ayudar a dormir. Las que vamos a citar son infusiones y tisanas.

Si quieres más información de la diferencia entre té e infusión, te invito a consultar este artículo.


Cuáles son los mejores tés para dormir

MANZANILLA 

Estoy segura que la manzanilla es la primera planta en la que piensas cuando escuchas la palabra té. Y es que se usa desde tiempos ancestrales para solucionar de manera natural muchos problemas, incluído el sueño.

La manzanilla es nativa de Europa y se ha propagado por todo el mundo. Los romanos ya describían sus propiedades curativas y para la edad media ya era considerada una planta medicinal.

A pesar de que la investigación científica es relativamente limitada, podemos destacar dos estudios en los cuales tomar té de manzanilla ayudó a dormir a mujeres que acababan de ser mamás. Mientras que el segundo estudio describe cómo la manzanilla ayudó a adultos mayores a dormir mejor. Se teoriza que la manzanilla es un té relajante porque contiene múltiples compuestos químicos, incluido uno llamado apigenina que tiene un leve efecto tranquilizante.

LAVANDA

La mejor amiga del romero, la lavanda no solo es un esencial en la aromaterapia; también nos puede dar un té para dormir profundamente y rápido.

El aceite de esta flor violeta se ha usado como un relajante natural y se usa como una forma de evitar pesadillas y mejorar el estado de ánimo.

En forma de infusión, el té de lavanda ha demostrado ser muy efectivo para dormir profunda y rápidamente. Sin embargo, esto crea una resistencia a la misma velocidad y para la semana 4 de estarlo tomando diariamente, no haya diferencia entre dormir con o sin el té. Así, el té de lavanda es recomendable si estuviste trabajando toda la noche, o el jet lag no te deja en paz.

ROOIBOS

El rooibos es una planta sudafricana cuyo nombre en afrikáans significa “arbusto rojo”; si en tu tienda de té o cafetería te ofrecen “té rojo” es muy probable que sea hecha con esta planta.

El rooibos es uno de los “chicos nuevos” en esta escuela de infusiones y tisanas. Se empezó a popularizar en la década de los 60’s y es muy apreciado por sus propiedades antioxidantes, su contenido en vitaminas A, C, E, y por supuesto, por ser un té para dormir.

Sus propiedades para mejorar el sistema nervioso y cardiovascular siguen siendo estudiadas pero debido a que no contiene nada de cafeína y por su método de preparación muy parecido al té negro, el rooibos es un té con mucho sabor, pero muy relajante.

LEMONGRASS o té de limón

Conocido en español como té de limón o zacate de limón, es muy popular para tratar resfriados e infecciones, por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

De acuerdo con Healthline, a 72 voluntarios que se les dio a beber té de hierba de limón, se les observó una caída moderada en la presión arterial sistólica y un leve aumento en la presión arterial diastólica, así como frecuencia cardíaca significativamente más baja. En español; el té de lemon grass no solo es para enfermedades de la garganta, sino para regular tu presión cardiaca, lo cuál puede indicar que es un té para los nervios y la ansiedad.

MENTA

El sabor de la menta y la sensación que deja es una de las más conocidas por los conocedores de té, quienes saben que los productos de esta planta no solo se usan como una forma de controlar el aliento cuando no tienes tiempo de irte a lavar los dientes.

Al no contener cafeína, el té de menta es usado como un té para dormir profundamente, ya que, al igual que con el té de hierbabuena, el mentol que contienen es un conocido relajante muscular y un antiespasmódico natural.

 


5 tips para dormir mejor

La mejor forma de mejorar tu higiene del sueño es con la rutina. Si bien es cierto que los tés que hemos mencionado te van a ayudar a conciliar el sueño, decir que con solo tomarlos vas a empezar a dormir como bebé, es mentir.

Así que aquí te dejo unos tips para poder mejorar tu ciclo de sueño para que no tengas que estar pegada a la cafetera al día siguiente:

Duerme a la misma hora

Así como tu perrito ya sabe que es hora de salir cuando agarras su correa, podemos hacer que el cerebro sepa que ya es hora de dormir si siempre nos acostamos a más o menos la misma hora. Toma en consideración a qué hora tienes que estar despierto al día siguiente y date por lo menos 7 hrs de descanso para que sepas cuándo es hora de agarrar la almohada.

Minimiza las pantallas

Trata de que en tu habitación tenga una temperatura fresca y que no haya pantallas, ni de televisión ni de celulares. Se ha demostrado que la luz azul de dichos dispositivos puede alterar la química de tu cerebro y hacer que tardes más en dormirte.

Cuida lo que comes

Es contraindicado que te vayas a comer o con hambre o después de haber cenado muy pesado y recientemente, ya que de esta manera el cuerpo le va a dar más atención al sistema digestivo y no al nervioso. De la misma manera, los alimentos y bebidas con cafeína y otros estimulantes te pueden jugar una mala pasada. ¿La recomendación? Dormir al menos 2 hrs después de cenar y no haber tomado algo con cafeína 6 hrs antes de acostarte.

LIMITA tus siestas

La siesta de la tarde es sagrada, pero puede que te quite horas de sueño en la noche. No está mal planchar oreja después de llegar de la oficina o escuela, pero procura que no te tome más de un ciclo de sueño; hora y media tops

Hazte un hábito

El ritual de sueño es pieza clave para ayudar a tu cerebro a entender que ya es hora de dormir. Lavarte los dientes, aplicar el skin care, ponerte tu ropa de cama, poner tu lista de reproducción para dormir, o tomar alguno de los tés que te he recomendado antes: crear un hábito para empezar a relajar es tal vez la recomendación más fuerte para que puedas mejorar la calidad de tu sueño y que puedas iniciar tu día de la mejor manera.