Envíos GRATIS a partir de $949.00 | Precio especial a partir de $1799.00 de compra (15% off)-> Usa el código: PRECIOESPECIAL | Recibe precio de mayoreo en compras de $3,330.00 (-25% de descuento)-> Usa el código: 25MAYOREO

Economía circular

Reducir, reutilizar y reciclar, ¿te suena?

Desde que la civilización reconoció que existen recursos naturales limitados y no renovables, está tríada de palabras han sido de las más sonadas para recordarnos que, lo que nombramos “abundante” por el simple hecho de coexistir con ello diariamente, un buen día podría terminarse.

La cotidianidad de una vida citadina hace buen ejemplo de esto y nos ayuda a verlo en sus modos más simples. Por ejemplo, en las ciudades hay edificios con alrededores de concreto que funcionan como andadores peatonales y tránsitos viales, hay electricidad en los diferentes puntos del mapa para alimentar los electrodomésticos que utilizan todas las oficinas, despachos, escuelas, laboratorios, mercados y viviendas; hay drenajes y sistemas de agua potable que dispone el líquido vital a todos los habitantes del centro, nuestras fuentes públicas, incluso los jardines de cada monumento; hay espacios naturales con alrededores de concreto y bancas de hierro que en su conjunto los llamamos “parques” en donde puede escucharse el canto de algunas especies que se han adaptado a la convivencia humana y a sus distintas formas de alimentarse (y vaya que los seres humanos nos alimentamos).

En tan solo un año de pandemia la producción de residuos domésticos aumento de un 3.5% a 17% según estudios recabados por la UNAM en el centro de Ciudad de México, una brecha de cifras escalofriante si pensamos que aún existen localidades que el sistema de aseo público no cubre y genera toneladas de basura sin remitente.

La situación nos pide sumar esfuerzos hacia un mejor rumbo, pero ¿hacia dónde ir?

En DILMUN están intentando algo diferente llamado “Economía circular”, que transciende por completo el paradigma colectivo de lo que creemos funcional para construir las partes cruciales de soluciones inteligentes, comenzando por ver nuestros espacios citadinos como lo que siempre han sido: elementos vivos de los que somos responsables.


“Economía circular” funciona como es ese circuito de redes en donde no solo se reduce, reutiliza y recicla sino también se designa, se produce, se distribuye y se consume de manera confiable a productores y trabajadores del campo motivados por estas mismas iniciativas quienes, dentro de la red acercan sus productos artesanales, saludables y sosteniblemente sabrosos, al alcance de todos.
¿Te imaginas hacer el súper y que nada de eso tenga que ser basura? La invitación es simple “lo que te doy me llevo”, ese es uno de los grandes lemas en DILMUN en donde llevan esto a cabo todos los días y generan una red social gigante, en donde, no solo te ayudan a llevar tu despensa con los mejores productos nacionales en la puerta de tu casa, sino que responsabilizarse de la basura de tu despensa también forma parte de la cadena.

¡Eso sí que es dar en el blanco!

Iniciativas como siembra de vegetales en chinampas, cursos de reciclaje con asociaciones especializadas, clases de cocina saludable, producción de eco-ladrillos para la construcción de kioskos y hogares a las afueras de la ciudad, recolección de desechos orgánicos comunitarios y la información para hacer tu propio compostero en casa con la asesoría de Zamá México, son algunas de las titánicas labores que están transformando al mundo y nuestra manera de coexistir en él, y aunque la red en CDMX está creciendo en sus entregas, la Economía Circular se está planteando como una valiosa oportunidad para ir hacia un desarrollo local que impacte positivamente al mundo entero y en dónde, más que enmendar el daño de nuestra huella ecológica, seamos participes de una nueva huella con paradigma.

¿Te imaginas lo poderoso de eso? Soy Té forma parte de esta red de cambio y desde ahora encontrar tus tisanas y tés favoritos junto a una red comunitaria de productos locales deliciosos.

Comentarios

Nota: Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.