Aceptamos pagos en | Envíos GRATIS a partir de $799.00 | Recibe precio especial en compras de $1,999.00 o más (15% de descuento) - Utiliza el código "Mayoreo1999".

Blog

¿Qué es la antigua ruta del té, la seda y el caballo? 茶马古道 - Soy Té

Productos de Temporada

En el sur de China, entre Myanmar y Laos, existe un lugar llamado: Xishuangbannà 西双版纳, traducido al español como, los “12 arrozales del occidente.” Además de arrozales, esta región cuenta con incontables recursos naturales, tanto así que es considerada como la segunda zona con mayor biodiversidad en el mundo después del Amazonas. Entre toda esta flora y fauna, se encuentran por supuesto, los “reyes del té” o los antiguos árboles de té contando con más de 1000 años de antigüedad.


Entre tanta biodiversidad hace más de 1,500 años sería registrada de forma escrita el primer árbol de té. Realmente no nos queda claro quién fue la primer persona que comenzó a consumir esta bebida, pero estamos seguros que no fue un emperador, ya que la zona de poder y gobierno está a más de 3,000 kilómetros de distancia. Pero, les prometemos que conforme nuestro chino se vuelva más competente, averiguaremos y les traeremos la verdad de quién y cómo se descubrió el primer té sobre esta tierra. 


Aunque el origen es importante, realmente solo nos enfocaremos en el transporte desde el sur de la provincia de Yunnan, hasta las faldas de los Himalayas en el Tibet y lo arduo de esta ruta, por lo que esta historia no podría contarse sin considerar la importancia de los caballos, pues la ruta “Del té y el caballo” siempre involucró caballos y té. 


De alguna manera, los monjes tibetanos descubrieron las bondades del té y lo que este lograba en sus sesiones de meditación. Encontraron que tomando té podían meditar por muchas más horas, sin necesidad de comer, y así entrar en un estado de alerta que no alcanzaban sin el té. Le llamaban y llaman “claridad mental” - Esta ruta del caballo, el té y la seda era una ruta complicada, entre Jinhong, la capital de la Prefectura autónoma de Xishuangbannà y Lhasa, la capital del Tibet en donde estaban los monjes que solicitaban este elixir que los mantenía en alerta.  


La ruta del caballo, el té y la seda podía durar más de 365 días - salían desde el sur de China en: Xishuangbannà, haciendo unas escalas estratégicas en Jinhong, Si’mao (Ahora Pu’er), Dali, Lijiang, Zhongdian (Ahora Shangri-la), hasta llegar al Tibet en donde se empezó a consumir el té durante la dinastía Tang en una especie de caldo grasoso y mantequilloso que actualmente todavía se consume. Esto con dos propósitos, la grasa de la mantequilla, ayuda bastante a mantener el calor en las frías montañas de los Himalaya. 


A través del tiempo, el comercio de té siguió creciendo hacia el norte, primero siendo sembrado en Sichuan, y luego conquistando terreno hasta llegar a Hangzhou, la capital China entre 907 - 978 d.C. 


Como dato curioso: mucho del inicio del comercio de té eran trueques entre caballos y té. Hasta 20,000 caballos de guerra por unas cuantas pacas de té



Para ver todas las ciudades en donde hacía escala:

http://www.silkroadfoundation.org/newsletter/2004vol2num1/tea.htm

Comentarios

Nota: Los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.